Celulitis: Tratamientos anticelulitis, tipos de celulitis, eliminar la celulitis

Banner
Remedios caseros contra la celulitis
PDF Imprimir E-mail

Remedios caseros contra la celulitis

Tú también puedes tomar medidas para mejorar tu celulitis en casa, con tratamientos caseros y sencillos que acompañen a los tratamientos profesionales que realices. La mayoría de estos tratamientos caseros contra la celulitis son simples recetas, con ingredientes que puedes encontrar en cualquier almacén o dietética, o en una herboristería.

¿Quieres probarlos? Empecemos por conocerlos…

 

Vamos a dividir a estos tratamientos caseros contra la celulitis en dos grupos: aquellos remedios que son para beber o comer, y aquellos tratamientos que aplicarás directamente sobre la zona.

Tratamientos orales – para preparar y beber

Té de cola de caballo

En primer lugar, una de las infusiones más efectivas en tratamientos contra la celulitis es el té de cola de caballo o esquilo (foto), una planta que te ayudará a eliminar toxinas de tu cuerpo, responsables de generar celulitis. Por cada medio litro de agua, necesitarás 5 gramos de cola de caballo triturada o seca. En un recipiente, pon la planta triturada y vierte sobre ella el agua hirviendo. Déjalo reposar por quince minutos, fíltralo y endúlzalo a gusto. Para dar efectividad a estos tratamientos, todas las noches deberás tomar una taza de té de cola de caballo.

Los ácidos queman grasas

Por este motivo, se recomienda que consumas cítricos en abundancia, si te gusta, bebe un zumo de pomelo en ayunas, antes del desayuno. Otro de los tratamientos ácidos recomendados contra la celulitis es beber tres cucharadas de vinagre de manzana, diluidas en un vaso de agua, a media mañana (antes del almuerzo).

Piña, una sabrosa aliada

¿Sabías que la piña fresca es otro aliado contra la celulitis? La piña, que además, tiene pocas calorías, es rica en bromelina, una enzima que ayuda a la absorción de proteínas, con lo cual contribuye a evitar la formación de celulitis. De todos los tratamientos, el más sabroso, ¿verdad?

Infusión de flores

En dos tazas de agua hirviendo, añade una pizca de flores de malva, 1 de verbena y otra de abedul. Déjala reposar durante cinco minutos, y bebe esa infusión cada mañana, en ayunas, sin azúcar ni edulcorante.

Tan simple como el agua

Este no es un remedio casero, tal vez ni se enmarca dentro de los tratamientos, pero es una solución tan simple como certera: bebe mucha agua. El mínimo recomendado por los médicos es de 2 a 3 litros diarios. Un cuerpo hidratado elimina toxinas más fácilmente, evitando la formación de celulitis y la fijación de grasas.

Tratamientos tópicos – para aplicar sobre la zona afectada

Compresas de hiedra

Una receta simple para tratamientos tópicos: en dos litros de agua, deja macerar dos puñados de hiedra trepadora y otros dos de salvia durante un día. Al terminar, fíltralo y moja con este líquido una toalla, que aplicarás en las zonas donde quieras reducir la celulitis.

Aromático y curador

Para tratamientos tan efectivos como aromáticos: mezcla salvia, eucalipto, aceite de oliva y zumo de limón en partes iguales. Déjalo macerar durante una semana, y pasado este tiempo, aplica esta aromática mezcla sobre las zonas afectadas con celulitis.

Más pomelo, menos piel de naranja

El pomelo, tanto en forma tópica como bebido, se recomienda en todas las dietas y tratamientos contra la celulitis, ya que quema grasas. Mezcla media taza de zumo de pomelo con una taza entera de aceite de maíz, y añádele dos cucharaditas de tomillo seco. No hace falta dejar reposar. Con la mezcla, masajea las zonas con celulitis a tratar, y luego cubre con film adherente la piel durante cinco minutos. Retira la mezcla con una toalla húmeda.


Un baño reparador

Puedes también darte un baño de inmersión con una mezcla que te dejará como nueva y ayudará a tu piel a liberarte de la celulitis. Mezcla érica, grama y celidonia en partes iguales, y agrégales una cebolla grande, cortada en rodajas. Con esta mezcla, prepara una infusión utilizando dos litros de agua. Deja que el líquido se enfríe y fíltralo. Luego, vuélvelo a calentar y añádelo al agua de tu bañera. Repite estos tratamientos al menos semanalmente. La forma más relajante de liberarte de la celulitis.

Aceite de coco

Con esta receta, te sentirás en un spa. Mezcla 7 cucharadas de aceite de coco con 7 gotitas de esencia de limón, y agrega a esa mezcla una cucharada de zumo de pomelo. Aplica la mezcla sobre la zona afectada con celulitis, masajeándola.

Recuerda consultar siempre a un especialista, y acompañar estos tratamientos caseros con la ayuda de un profesional que diagnostique tu tipo de celulitis y te ayude a tratarla en forma integral.

 
Banner