ELIMINAR CELULITIS CON CIRUGÍA

0
532

Información imprescindible para no que NO te equivoques

La cirugía de liposucción es una cirugía que permite un remodelado de la silueta a través de la extracción de grasa o tejido adiposo de diversos sitios del cuerpo. Esta técnica fue inventada en 1974.


El propósito de esta operación es moldear el cuerpo del paciente y reducir el peso, pero estrictamente no es un tratamiento para el control de la obesidad; el tejido adiposo no se extrae de todo el cuerpo, sino tan sólo de algunas zonas, siendo las más comunes el abdomen, los muslos, las nalgas, los brazos y el cuello. Es ésta la razón por la que algunos médicos han preferido implementar el término de lipoescultura, que expresa mejor el objetivo de ésta cirugía, ya que, lo que se busca es “esculpir” el cuerpo del paciente.

Aunque aparentemente sencilla, no es una intervención fácil. El cirujano plástico deberá tener una amplia experiencia quirúrgica, conocimientos muy precisos de la morfología y anatomía corporal, además de una cierta sensibilidad artística, ya que al mismo tiempo de aspirar las adiposidades localizadas, debe modelar tridimensionalmente el contorno corporal y de ello dependerá que la superficie de la piel quede plana y pareja.

 

Lipoaspiración ultrasónica: se hace con una cánula especial que produce energía ultrasónica. A medida que pasa por las áreas tratadas, el ultrasonido provoca la explosión de las células adiposas, licuando la grasa que luego se extrae con la técnica tradicional.

Lipoescultura: se utiliza el esculpido de la grasa a la manera de una escultura, enfatizando las cualidades artísticas del cirujano que, si bien siempre deben existir, aquí se la emplea con otros fines.

Lipoaspiración Láser: utiliza la misma filosofía del ultrasonido (tratamiento de las células grasas por destrucción) pero en el caso del láser, quemándolas, para luego aspirar la grasa disuelta.

“Power” Lipoaspiración: método que facilita al cirujano una aspiración más rápida y menos forzada, pues se utiliza  una máquina hidráulica que le da a la cánula empleada movimientos de vaivén de 2 mm.

¿Cómo se hace?
La cirugía de liposucción es un acto quirúrgico por lo tanto hay que realizarlo en el quirófano de una clínica y no en consultorios, que no disponen de las condiciones de asepsia y equipamiento mínimo.
El cirujano plástico deberá evaluar  el estado general del paciente, los depósitos de grasa existentes, el tono y firmeza de la piel, si su peso es relativamente normal.
Si la paciente además de presentar adiposidades, padece de celulitis, es importante que el cirujano le informe que la celulitis es un tejido fibroso y la lipoaspiración únicamente puede mejorar el aspecto celulítico, pero no la elimina.


La intervención suele durar entre 1 y 2 horas, pudiendo realizarse con distintos tipos de anestesia:

1. Anestesia local: Si sólo serán tratadas pequeñas cantidades de tejido adiposo en pocos lugares. Quita la sensibilidad solamente a las áreas afectadas.

2. Anestesia epidural: Se usa frecuentemente durante los partos. Puede ser una buena opción en operaciones más extensas.

3. Anestesia general: Especialmente si un gran volumen de tejido va a ser extraído.

Inicialmente, se realiza una pequeña incisión, suficiente como para poder introducir un fino tubo hueco denominado cánula de liposucción. El cirujano mueve la cánula entre los depósitos grasos situados bajo la piel, rompiendo la grasa y succionándola. Una vez finalizada la operación, no necesita suturas.

Se coloca una faja, medias o vendaje elástico sobre la zona tratada para controlar la hinchazón y así ayudar a la piel a adaptarse al nuevo contorno.
El o la paciente podrá reincorporarse a su actividad habitual, después de las 48 horas de realizada la intervención.

Los mejores resultados
Los mejores beneficios con la cirugía de liposucción se obtienen en aquellas personas de piel firme y elástica, que tienen adiposidades localizadas en algunas áreas del cuerpo y con un peso cercano a lo normal. No es recomendable  realizarla en pacientes que están con un exceso de peso superior al 20%. Los resultados serán prolongados, siempre y cuando se mantenga una dieta adecuada y se practique ejercicio periódicamente.

La edad más adecuada
No importa la edad para someterse a una cirugía de liposucción. Lo más importante es la “edad de la piel”, que precisa tener elasticidad para adherirse al cuerpo después que la grasa sea extraída.
De lo contrario, la piel quedará “colgando”. Existen mujeres que rondan los 20 años de edad y tienen la  piel fláccida porque engordaron y adelgazaron muchas veces. En estos casos, la técnica recomendada es la cirugía plástica, para que el exceso de piel pueda ser eliminado. Una lipoaspiración puede realizarse hasta los 55 años, mientras   la persona esté sana y que no se le retire grasa en exceso. La edad adecuada estaría ubicada entre los 22 y  los 45 años.

Cuidados postoperatorios

  • Realizar reposo durante las 24 horas siguientes a la operación.
  • No ducharse en las primeras 24 horas.
  • Llevar una faja especial durante 1 mes.
  • Realizar sesiones de drenaje linfático o presoterapia.
  • Tomar la medicación (antibiótico y anti-inflamatorio) recomendada por el cirujano.
  • No tomar aspirinas.

Reanudando la actividad
La cicatrización es un proceso gradual y empezarás a sentirte mejor para reanudar tu actividad habitual pocos días después de la cirugía. Tu cirujano te indicará, probablemente, que camines lo antes posible, pero la actividad deportiva se debe evitar durante el primer mes. Las suturas se retiran o se absorben dentro de los primeros diez días.   
Notarás una diferencia casi inmediata en el contorno de tu cuerpo, a pesar del edema que se va a reabsorber de forma paulatina. Después de tres meses, el edema residual desaparece y la forma es la definitiva. Sentirás que tu ropa te queda más holgada; es el momento ideal para que incorpores una dieta saludable y un plan de ejercicios adecuado para mantener  y mejorar estas ventajas.

Contraindicaciones , la lipoaspiración estará contraindicada o habrá riesgos aumentados en pacientes:

  • Con problemas respiratorios ó cardíacos.
  • Con exceso de peso.
  • Si los resultados de los estudios previos a la operación no son normales.
  • Si el paciente ha tenido una cirugía reciente en la zona a tratar.
  • Si tiene mala circulación

Para mayor información, la Sociedad Española de Cirugía Plástica ha elaborado un decálogo de consejos previos a someterse a una intervención de cirugía plástica que pueden ayudarte a decidir cómo debes actuar . A continuación te lo resumimos:

1.- Selecciona un cirujano con título oficial de especialista .

2.- Desde la primera visita, ha de valorar, explorar e informarte el cirujano que te va a operar.

3.- La intervención debe realizarse en un centro hospitalario o clínica.

4.- Antes de la intervención es necesario contar con pruebas preoperatorias determinadas.

5.-Tendrás que firmar un documento con tu consentimiento.

6.-Todo el equipo médico debe tener su titulación oficial correspondiente.

7.- El anestesista es necesario y también deber estar titulado.

8.- Después de la operación el cirujano deberá hacerte un seguimiento y unas revisiones periódicas.

9.- Con tu alta médica, deberán proporcionarte un informe en el que se detalle la operación practicada y los consejos a seguir en el futuro.

10.- No te precipites. Antes de decidirte a pasar por un quirófano, estudia bien todos los detalles y aségurate que te vas a poner en buenas manos

De todos modos, si tu problema es la celulitis, existen muchas técnicas no invasivas con excelentes resultados que puedes consultar en nuestro portal antes de tomar una decisión radical.

 

10 formas para eliminar la celulitis

No hay comentarios

Dejar respuesta